Ir al contenido principal

Las semillas del baobab

(EL DIARIO REGIONAL) Hoy se cumplen 105 años del nacimiento de Antoine Saint Exupéry, el genial autor de "El Principito". En su obra, Saint Exupéry cuenta que "en el planeta del Principito había semillas terribles, como las semillas del baobab. El suelo del planeta está infestado de ellas. Si un baobab no se arranca a tiempo, no hay manera de desembarazarse de él más tarde; cubre todo el planeta y lo perfora con sus raíces".

Creo que Pilar se parece mucho al hogar del Principito, pero aquí, las semillas cizañeras no son de árboles que puedan arrancarse, sino de actitudes del jefe comunal, más propias de un dictador que de un gobernante democrático.

Los ciudadanos son de palo
Cuando en el curso de una entrevista por FM Plaza se le preguntó a Humberto Zúccaro si él iba a armar la lista de candidatos a concejales en soledad, dijo con inocultable soberbia "sí, sino no sería el intendente, y no tendría la conducción que tengo".

Qué lamentable que resulta ver a quien por su cargo debería ser ejemplo de valores tales como la transparencia, la tolerancia y el respeto hacia el otro, se encierra en una actitud de patrón de estancia, confundiendo su función de intendente con un cargo partidario, y con total desparpajo, afirma que los candidatos a concejales serán quienes él decida que sean.
¿Y los afiliados y simpatizantes justicialistas? ¿qué rol desempeñan en el esquema mental de Zúccaro?.
Peor aún: si ése —el de cortesanos sin voz ni voto— es el papel que el intendente le reserva a quienes reconoce que con su esfuerzo lo sentaron en el sillón del Alcalde Lorenzo López, ¿cuál será el papel que le asigna a los vecinos, a las instituciones intermedias, a los demás partidos políticos?.

Más médicos y menos carteles
En sus continuas apariciones públicas, el jefe comunal asegura que lleva adelante un gobierno de puertas abiertas, y que lo suyo es la "gestión", que no se mete en "política". Sin embargo, nunca impulsó el libre acceso a la información pública (una herramienta incuestionable de transparencia en la gestión).
Amparado en la falta de una norma específica, nunca informó cuánto y cómo se gasta en publicidad oficial.
Es comprensible: si lo hiciera, resultaría evidente que no trabaja tanto para "la gente". Porque "la gente" —como a él le gusta llamar a los ciudadanos— no necesita que el dinero de todos vaya a financiar un cartel de obra como el de la calle Guido, a cuyo pie se lea "Intendente Humberto Zúccaro" (sobre todo si la obra de pavimento que anuncia el cartel debió haberse terminado hace tiempo y ni siquiera comenzó).
"La gente", como los vecinos de Manuel Alberti, necesita que en la sala haya médicos (el gobierno dijo que no los consigue).
A algunos políticos, como a las flores del Principito, nunca hay que hacerles caso de lo que dicen: basta con mirarlas y olerlas.

Entradas populares de este blog

Funcionario de Cambiemos en contra de las termoeléctricas: "Algunas cosas no se hacen como uno quisiera"

Gabriel Lagomarsino dijo que en la discusión para la instalación de ambas empresas faltó que se "privilegie" la voz de los vecinos. En uso de licencia de su banca en el Concejo, se defendió de no haber estado en el debate que las avaló.


Un funcionario de Cambiemos se mostró en contra de las polémicas termoeléctricas que ya se instalaron en el límite entre Pilar y Escobar.
Se trata del actual titular de Participación Ciudadana, Gabriel Lagomarsino, quien para ocupar ese cargo licenció su banca en el Concejo Deliberante, a la que llegó en diciembre de 2015.
En diálogo con el programa radial "Agenda Propia" de FM Estudio 2 (105.9), Lagomarsino dijo que en Pilar "algunas cosas no se hacen como uno quisiera" y entre varias que enumeró nombró a las plantas de las empresas APR Energy y Araucaria. 
"Algunas cosas se están haciendo, y otras no se hacen como uno quisiera. Como por ejemplo las termoeléctricas que finalmente se instalaron en el distrito", dijo …

Fotomultas

Esta mediodía el HCD aprobó la ordenanza que convalida el convenio entre la Municipalidad y la UTN, referido a las fotomultas. Desde el Encuentro Pilarense, creemos que todos los argumentos referidos a la necesidad de propender a una mayor seguridad vial, y a la disminución de la siniestralidad, son plausibles. Pero no así, la distribución de la recaudación que plantea el acuerdo. Si “el convenio es así”, como se esgrimió, pero no garantiza (o lo hace de forma dudosa) los intereses de nuestro pueblo, lo más conveniente sería modificarlo, antes de aceptarlo “a libro cerrado”. Varios ediles cuestionaron hoy la transparencia del convenio, planteando que detrás de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de fotomultas, existen intereses espúreos y conflictos de intereses. Sabemos que ninguna de estas críticas es verdadera. Pero justamente por esa íntima convicción, creemos que hubiera sido mejor que el expediente se volviera a comisión hasta agotar la discusión. Lo creemos porque…

Usurpaciones V.I.P.

El Club de Campo Carmel, tanto como otros emprendimientos, utilizan como propia una calle pública, El Ñandú. Son 7,5 metros de ancho, por unos 1.000 metros de largo: a valores de mercado cuestan unos DOS MILLONES de dólares. Si el country tuviera que pagarle a la Municipalidad una compensación por haberse apropiado de un espacio público, estaríamos hablando de unos SEIS MILLONES DE PESOS anuales, sólo en concepto de intereses. Hacer realidad viviendas, calles, plazas, lugares no discriminatorios... no requiere de grandes inversiones, sino de conciencia y determinación para llevar a la práctica políticas urbanísticas, a veces, tan sencillas, como... CEDER al Estado lo que es de todos. .