jueves, 23 de diciembre de 2004

El riesgo de promover la corrupción

(PILAR DE TODOS) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dicho que "cualquier política dirigida a obstaculizar el acceso a información relativa a la gestión estatal, a la que tienen derecho todas las personas, tiene el riesgo de promover la corrupción dentro de los órganos del Estado debilitando así las democracias".

Desde hace casi nueve meses, cuando presentamos el Proyecto de Ordenanza de Acceso a la Información, creímos en la sinceridad del compromiso asumido tanto por el Presidente del Concejo Deliberante, Dr. Marcelo Castillo, como del propio Intendente municipal, Humberto Zúccaro: ambos nos manifestaron su voluntad de que el Proyecto -con los cambios que el HCD considerara oportunos- se transformara en Ordenanza.

En la sesión de ayer, los Concejales, salvo las honrosas excepciones de Quintero (PaUFe) y Saulle (PJ), votaron que el expediente en cuestión pase a archivo hasta tanto presentemos la forma en la que la ordenanza debiera instrumentarse. Doble falta, porque a las inadmisibles idas y vueltas que tuvieron los concejales para dilatar la aprobación de una norma tan importante, le suman otro nuevo error, y es que la Ley Orgánica de las Municipalidades establece en su artículo 78 que "Las ordenanzas y los decretos deberán ser concisos y de carácter preceptivo", es decir, que se deben cumplir.
En consecuencia, el HCD podía (y todavía puede) aprobar el proyecto tal cual se presentó. Las características y detalles instrumentales deben ser establecidos en un posterior decreto reglamentario del Intendente, en el cual se debería detallar lo que el HCD nos pide detallar a quienes presentamos la propuesta.

Si el gobierno pretende ser transparente, cosa que a más de un año de gestión me permito poner en duda, la regla debe ser el acceso a la información pública como bien común y no su manipulación y ocultamiento.

No hay comentarios: