martes, 3 de febrero de 2009

Me Encanta

La semana pasada se instaló un enorme cartel publicitario sobre la Av. Tratado del Pilar. Como una metáfora de la gestión Zúccaro, la megaestructura tiene 2 caras: entrando a la Ciudad de Pilar desde Panamericana, se verá un saludo oficial de bienvenida, quizás con el omnipresente "Municipalidad Del Pilar, Intendente Dr. Humberto Zúccaro". En la cara opuesta ya se puso una propaganda de Mc Donalds. Hasta ahí no habría nada que cuestionar.
Sin embargo, sucede que el cartel es propiedad de la empresa Grupo al Sur S.A., vinculada al Secretario de Medios de la Nación Enrique "Pepe" Albistur. La presidenta de Grupo al Sur S.A. es María de los Angeles Díaz, ex esposa de Albistur. El resto del directorio lo ocupan sus hijos: vicepresidente primero Ignacio Albistur, vice segunda Agustina y director suplente Francisco.
Desde hace un año, la justicia federal investiga al secretario de Medios y a otros tres funcionarios de su confianza, por presuntas irregularidades en los contratos de comercialización de la publicidad oficial en la vía pública. Garrido, fiscal nacional de investigaciones administrativas, acusó a Albistur de distribuir publicidad oficial a empresas "socias" o "amigas", por casi 10 millones de pesos, entre 2004 y 2007. Por esos hechos le imputó negociaciones incompatibles con la función pública, un delito que contempla una pena de entre uno y seis años de cárcel.
Además, la concesión del "cartelito" de Pilar no fue -hasta lo que se conoce- producto de un proceso licitatorio (y van...), sino sólo de un "acuerdo". Eso sí, el convenio fue refrendado por lo que para muchos es la "escribanía" del jefe comunal: el Honorable Concejo Deliberante.
Conozco lo difícil que resulta financiar una campaña política de manera transparente; pero también sé la importancia que tiene llegar al gobierno sin ataduras; por eso, tanto en 2003 como en 2007 he presentado el detalle de los ingresos y gastos de mis campañas ante la Fundación Poder Ciudadano, Capítulo Argentino de Transparencia Internacional. Zúccaro también fue invitado a hacerlo; pero no lo hizo nunca. Y luego su cara aparece siempre inundando carteleras en la via pública, que cuestan decenas de miles de pesos.
La próxima vez preguntemonos de dónde saca la plata.

1 comentario:

Villa Rosa dijo...

es muy cuestionable el cartel. Según la foto, es a metros de un semaforo de cruce escolar, me parece hasta delictivo hacer que el conductor pilarense, desvíe su mirada en ese sector, para ver una publicidad, yo creo que se tendria que cambiar la ubicacion, no se puede poner en riesgo la seguridad fisica de los alumnos por unos billetes en el bolsillo de algun funcionario que hace la vista gorda, cuando suceda algo tragico, saldran algunos a rasgarse las vestiduras y otros a esconder la cabeza.