Ir al contenido principal

"Patrón de Estancia"

http://www.pilarcom.com/noticias_view.php?IdNoticia=225

"Zúccaro tiene una actitud patotera" afirmó Lagomarsino.

El candidato dijo que la actitud de cerrar el ‘Bonita’ “es una actitud patotera, de patrón de estancia” al igual que lo fue el hecho del “despido de los médicos del hospital”. Y remarco “es un error el corredor nocturno"

El candidato a concejal por la fuerza del Acuerdo cívico, disparo con dureza contra el intendente al decir: “el intendente no tiene legitimidad para decir que no se puede abrir el boliche bailable bonita. La discrecionalidad está instalada y esto es una actitud patotera”.
Lagomarsino declaro que la discrecionalidad genero distanciamiento entre la gente y la política”. El oficialismo “toma medidas arbitrarias… como el despido de los médicos del hospital”.
A su vez desafío al “dueño de circo”, en clara referencia al intendente pilarense, “a debatir sobre políticas públicas”. También disparo con respecto a las empresas de de recolección de residuos al igual que a la empresa de tendido de red de aguas y cloacas por ser “monopolios que utilizan los impuestos del pueblo en publicidades”.
Así mismo, asevero que “unos de los grandes errores de Zúccaro fue el corredor nocturno” y afirmo que “desde adentro del concejo deliberante propondrá proyectos y debates de ideas”.

* * *

 

Fragmento de la desgrabación de la entrevista de Patricio Cristino a Gabriel Lagomarsino (“Fuera de Control”, FM Estudio 2 – 105.9 MHz, Viernes 15 de junio de 2009, 11:30 hs)

 

Patricio Cristino: -Buenos días Lagomarsino, ¿porqué está mal que se clausure “Bonita”?

Gabriel Lagomarsino: -Bonita no abre más por una decisión absolutamente discrecional del Intendente, y eso es lo ilegítimo; el Intendente no tiene legitimidad para decir, como si fuera un patrón de estancia, “mientras yo sea Intendente Bonita no va a volver a abrir”; eso es una “patoteada” inaceptable, porque, ¿qué genera eso?: que hoy día, “mientras yo sea Intendente Bonita no va a volver a abrir”, que el mes pasado diga “mientras yo sea Intendente, el Downtown (N de R: emprendimiento ubicado en el Km 50 del Acceso Norte, cuyas obras fueron paralizadas en el medio de una disputa entre el Intendente de Pilar Humberto Zúccaro y el desarrollador inmobiliario y ex Presidente del PJ local Eduardo Gutiérrez) no va a volver a abrir”, y que “mientras yo sea Intendente el Edificio Pilar City (N de R: emprendimiento hipotético) va a volver a abrir si se pone…” Eso genera. Genera que la discrecionalidad se instale como una práctica política en las decisiones de gobierno, y que todos terminen creyendo que para que las cosas “salgan” o “no salgan” tiene que estar el visto bueno del Intendente. Y no es así: tiene que estar la legalidad, tiene que estar el cumplimiento de las normas y de las leyes. Y si eso está, le guste o no le guste al Intendente, las cosas tienen que salir; eso no puede ser discrecional, que el Intendente lo mande a [Roberto] Airoldi (jefe de los inspectores municipales) como lo mandó en el año 2004 a cerrarle el comedor del ex Concejal [Hugo] Quintero, porque Quintero de había enojado con Zúccaro; no puede ser eso. Si queremos que realmente exista seguridad, que es el reclamo prioritario de la gente de todo el país, tenemos que empezar a cumplir nosotros con las leyes; con “nosotros” quiero decir “los funcionarios públicos”; porque en la medida que se incumplan, o que se actúe como que “el gobierno es mío y hago lo que se me canta”… bueno, esa discrecionalidad genera descreimiento, genera que la gente se aleje de la política, genera que las listas de candidatos para seguir tomando decisiones de políticas públicas las haga el Intendente encerrado en su despacho. El Intendente habló mal de la oposición; dijo “tengo vergüenza de la oposición”; y del partido de él ¿qué hay que sentir, cuando la lista la arma él? ¿Dónde está la participación de todos los afiliados del Frente para la Victoria que se supone que tendrían que tener en su poder el elegir quien iba o quien no iba a estar en una lista de candidatos a concejales?

Entradas populares de este blog

Funcionario de Cambiemos en contra de las termoeléctricas: "Algunas cosas no se hacen como uno quisiera"

Gabriel Lagomarsino dijo que en la discusión para la instalación de ambas empresas faltó que se "privilegie" la voz de los vecinos. En uso de licencia de su banca en el Concejo, se defendió de no haber estado en el debate que las avaló.


Un funcionario de Cambiemos se mostró en contra de las polémicas termoeléctricas que ya se instalaron en el límite entre Pilar y Escobar.
Se trata del actual titular de Participación Ciudadana, Gabriel Lagomarsino, quien para ocupar ese cargo licenció su banca en el Concejo Deliberante, a la que llegó en diciembre de 2015.
En diálogo con el programa radial "Agenda Propia" de FM Estudio 2 (105.9), Lagomarsino dijo que en Pilar "algunas cosas no se hacen como uno quisiera" y entre varias que enumeró nombró a las plantas de las empresas APR Energy y Araucaria. 
"Algunas cosas se están haciendo, y otras no se hacen como uno quisiera. Como por ejemplo las termoeléctricas que finalmente se instalaron en el distrito", dijo …

Fotomultas

Esta mediodía el HCD aprobó la ordenanza que convalida el convenio entre la Municipalidad y la UTN, referido a las fotomultas. Desde el Encuentro Pilarense, creemos que todos los argumentos referidos a la necesidad de propender a una mayor seguridad vial, y a la disminución de la siniestralidad, son plausibles. Pero no así, la distribución de la recaudación que plantea el acuerdo. Si “el convenio es así”, como se esgrimió, pero no garantiza (o lo hace de forma dudosa) los intereses de nuestro pueblo, lo más conveniente sería modificarlo, antes de aceptarlo “a libro cerrado”. Varios ediles cuestionaron hoy la transparencia del convenio, planteando que detrás de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de fotomultas, existen intereses espúreos y conflictos de intereses. Sabemos que ninguna de estas críticas es verdadera. Pero justamente por esa íntima convicción, creemos que hubiera sido mejor que el expediente se volviera a comisión hasta agotar la discusión. Lo creemos porque…

Usurpaciones V.I.P.

El Club de Campo Carmel, tanto como otros emprendimientos, utilizan como propia una calle pública, El Ñandú. Son 7,5 metros de ancho, por unos 1.000 metros de largo: a valores de mercado cuestan unos DOS MILLONES de dólares. Si el country tuviera que pagarle a la Municipalidad una compensación por haberse apropiado de un espacio público, estaríamos hablando de unos SEIS MILLONES DE PESOS anuales, sólo en concepto de intereses. Hacer realidad viviendas, calles, plazas, lugares no discriminatorios... no requiere de grandes inversiones, sino de conciencia y determinación para llevar a la práctica políticas urbanísticas, a veces, tan sencillas, como... CEDER al Estado lo que es de todos. .