Ir al contenido principal

Los discapacitados son nuestros gobernantes

“Cuando hablamos de mejorar las oportunidades pienso mucho en ustedes, chicos, porque capacidades diferentes no pueden ser oportunidades diferentes”, dijo el Gobernador Scioli, dirigiéndose particularmente a los alumnos presentes. “Quiero una educación que de oportunidades para todos y para aquellos alumnos que no pueden llegar por sus medios a la escuela, aquí están las combis para ir a buscarlos a sus hogares”, agregó Scioli, durante el acto de entrega de camionetas a las escuelas de educación especial, el pasado 4 de marzo.
Pilar, como muchos otros distritos, también fue de la partida, y recibió sus camionetas. Sólo que las autoridades se "olvidaron" de un detalle: para que la cosa funcione, además del vehículo, hace falta alguien que lo maneje, alguien que lo acompañe como para ayudar a los niños, y... combustible!
Bueno, aunque parezca increíble (y a esta altura de mi vida, pocas cosas me resultan increíbles en la política argentina) las camionetas están en las escuelas especiales de Pilar, pero no tienen asignado un preceptor/a, y tampoco se recibieron vales de combustible. Recuerdo esas escuelas del Norte argentino a las que el gobierno nacional les había mandado computadoras, pero allí no tenían energía eléctrica para conectarlas...
Esperemos que este "olvido" o "demora" del gobierno provincial, que para algunos podrá resultar admisible, no termine como el motor de la camioneta de la escuela Nº 503, que en 2004 estuvo meses y meses parada porque la Provincia no la arreglaba, y para el gobierno de Zúccaro (que "vino a curar a Pilar"!) era demasiado oneroso encargarse del arreglo.
Y como "a cada crítica, una propuesta", que el gobierno municipal no espere más, que aquí va la solución: que esta misma semana, destine unas monedas para el gasoil y algún empleado flojito de carga de trabajo, para que los niños puedan contar con movilidad. Esperemos.

Entradas populares de este blog

Funcionario de Cambiemos en contra de las termoeléctricas: "Algunas cosas no se hacen como uno quisiera"

Gabriel Lagomarsino dijo que en la discusión para la instalación de ambas empresas faltó que se "privilegie" la voz de los vecinos. En uso de licencia de su banca en el Concejo, se defendió de no haber estado en el debate que las avaló.


Un funcionario de Cambiemos se mostró en contra de las polémicas termoeléctricas que ya se instalaron en el límite entre Pilar y Escobar.
Se trata del actual titular de Participación Ciudadana, Gabriel Lagomarsino, quien para ocupar ese cargo licenció su banca en el Concejo Deliberante, a la que llegó en diciembre de 2015.
En diálogo con el programa radial "Agenda Propia" de FM Estudio 2 (105.9), Lagomarsino dijo que en Pilar "algunas cosas no se hacen como uno quisiera" y entre varias que enumeró nombró a las plantas de las empresas APR Energy y Araucaria. 
"Algunas cosas se están haciendo, y otras no se hacen como uno quisiera. Como por ejemplo las termoeléctricas que finalmente se instalaron en el distrito", dijo …

Fotomultas

Esta mediodía el HCD aprobó la ordenanza que convalida el convenio entre la Municipalidad y la UTN, referido a las fotomultas. Desde el Encuentro Pilarense, creemos que todos los argumentos referidos a la necesidad de propender a una mayor seguridad vial, y a la disminución de la siniestralidad, son plausibles. Pero no así, la distribución de la recaudación que plantea el acuerdo. Si “el convenio es así”, como se esgrimió, pero no garantiza (o lo hace de forma dudosa) los intereses de nuestro pueblo, lo más conveniente sería modificarlo, antes de aceptarlo “a libro cerrado”. Varios ediles cuestionaron hoy la transparencia del convenio, planteando que detrás de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de fotomultas, existen intereses espúreos y conflictos de intereses. Sabemos que ninguna de estas críticas es verdadera. Pero justamente por esa íntima convicción, creemos que hubiera sido mejor que el expediente se volviera a comisión hasta agotar la discusión. Lo creemos porque…

Usurpaciones V.I.P.

El Club de Campo Carmel, tanto como otros emprendimientos, utilizan como propia una calle pública, El Ñandú. Son 7,5 metros de ancho, por unos 1.000 metros de largo: a valores de mercado cuestan unos DOS MILLONES de dólares. Si el country tuviera que pagarle a la Municipalidad una compensación por haberse apropiado de un espacio público, estaríamos hablando de unos SEIS MILLONES DE PESOS anuales, sólo en concepto de intereses. Hacer realidad viviendas, calles, plazas, lugares no discriminatorios... no requiere de grandes inversiones, sino de conciencia y determinación para llevar a la práctica políticas urbanísticas, a veces, tan sencillas, como... CEDER al Estado lo que es de todos. .