viernes, 18 de junio de 2010

El Pilar que el gobierno no desea que conozcamos

(www.PilarHoy.com.ar, VIERNES, 18 DE JUNIO DE 2010) Es frecuente escuchar que “los políticos de la oposición no aportan nada más que criticas”; es decir que criticamos sin proponer. Definitivamente, no es mi caso.
Claro que la posibilidad que algo que se proponga “desde el llano” alcance a implementarse, es casi nula, razón por la cual, dedicamos buena parte del tiempo a hacer aquello para lo que la gente nos votó: controlar al gobierno. No obstante, no es lo único que hacemos: entre otros antecedentes, fui fundador de ProPilar, Presidente de FedePil, fundador y Presidente de la Sociedad de Fomento de Villa Alpina II (querida Zulma, los countries no tienen sociedades de fomento), y  2 veces candidato a Intendente de Pilar; hoy soy apoderado del
Encuentro Pilarense, una agrupación política municipal, y dirigente del Partido Coalición Cívica-ARI; desde cada uno de esos espacios colectivos, y desde hace décadas, venimos presentado decenas de propuestas: presupuesto participativo, libre acceso a la información, reforma para la elección del defensor del pueblo, creación de tasa por plusvalía urbana, propuesta de seguridad en las escuelas, propuesta de creación del foro municipal de seguridad, etc., etc.; ninguna de ellas fue aprobada, a pesar de haber sido entregadas y detalladas a los intendentes, secretarios, o concejales de turno.
Desde el oficialismo, la acusación fácil que devuelven es “nunca gobernaron”, desacreditando así proyectos que en los distritos en los que sí fueron implementados, significaron mejoras importantes en la calidad de vida de los vecinos. De todos modos, viendo cómo les fue a los que sí “han gobernado”, ser acusados de no haberlo hecho, lejos de ser una crítica, debería ser considerado un elogio. Les sugiero que vean algunas de las propuestas mencionadas en http://www.encuentropilarense.com
Con respecto a las críticas que algunos lectores le hacen a “los pobres” en general, ponen en evidencia que para su suerte, jamás han vivido una situación comparable: de haberla experimentado, o de haber siquiera conversado con quienes estén en esa condición, no harían comentarios tan desafortunados.
Por último, en mi columna propongo “desarrollar soluciones coordinadas que permitan ir trabajando de manera progresiva sobre cada una de las caras de la pobreza”: ello sólo es posible si -como primer paso- el gobierno reconoce la gravedad del problema; y lamentablemente, el intendente que muchos votaron, afirma que “Pilar no está tan mal como muchas veces pensamos”.

No hay comentarios: