viernes, 5 de noviembre de 2010

Denunciaron al country Mapuche por usurpación de las veredas


Alambrado privado sobre calle pública

El representante del espacio político “Encuentro Pilarense”, Gabriel Lagomarsino, presentó una denuncia penal contra el Country Mapuche bajo la figura de usurpación.
La demanda reclama la apertura de la vereda pública que los vecinos afirman que el club de campo se apropió e instaló un alambrado impidiendo el libre tránsito.
La polémica decisión que el emprendimiento privado habría tomado en junio último sobre la calle Leandro Alem del barrio El Buen Amigo de La Lonja, se conoció horas antes de que el Honorable Concejo Deliberante (HCD) le entregase el permiso para realizar el mismo cerco perimetral sobre la vereda de la calle Presidente Derqui de la misma localidad.
Según el denunciante, las explicaciones por parte de los administradores de Mapuche, señalan que todo está contemplado legalmente con permisos municipales, pero no cuentan con la documentación necesaria para comprobarlo. E incluso los concejales consultados sobre ese permiso, aseguraron no conocer, ni haber tratado expediente alguno para alambrar las veredas de esa calle.
La denuncia presentada por Lagomarsino fue tomada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 4 de Pilar, la cual fue habilitada el pasado 1º de noviembre y está a cargo de los fiscales Cecilia Chaieb y Federico Mercader. 

Declaración
Denunciante. Gabriel Lagomarsino presentó la demanda ante la UFI 4
En la denuncia formulada por Lagomarsino, señala que los usurpados serían unos 500 metros de una de las veredas de la arteria que une la ruta 8 con la Panamericana. Basándose en el artículo 181 del Código penal, el denunciante ratificó su denuncia.
El referente político deslizó que quien le tomó la declaración, el secretario de la fiscalía, Gabriel Hartmann, le explicó que la denuncia tiene varios pasos en la investigación y entendía que ésta tiene “aristas políticas” y que si bien “no condiciona a la Justicia”, sí pone un marco de referencia a otros casos que son denunciados en la fiscalía.
Por otra parte, Lagomarsino aclaró que cree que en este caso la usurpación se dio a través de la figura de “abuso de confianza” e insistió en que podrían surgir otras responsabilidades y explicó: “como abuso de autoridad o malversación de fondos públicos por parte de la autoridad municipal en el caso de que algún funcionario hubiera habilitado de manera ilegal a instalar este alambrado, ya que ningún funcionario tiene legitimidad para dar ese permiso como muchos vecinos creen que pasó”.
Además, el denunciante remarcó que los frentistas de la zona relataron varios hechos que no predican la integración del distrito que promueve el Municipio entre los barrios abiertos y las urbanizaciones cerradas.
Según contó el referente de Encuentro Pilarense, caminó la zona con algunos de los vecinos que le remarcaron el maltrato y las intimidaciones que realizan los hombres de seguridad desde el interior del country.
El relato asegura que cuando la gente camina por el reducido espacio que quedó libre de la vereda “hay sensores de movimiento o proximidad en el alambrado que se activan y los guardias de seguridad se acercan velozmente parta intimidar a que se alejen del alambre o interrogarlos”, remarcó Lagomarsino.
Al mismo tiempo, dijo que los vecinos contaron casos en que ellos escuchan música en sus casas fuera del emprendimiento y porque a la gente del interior de la urbanización le parece que el volumen está muy fuerte, se acercan a intimidar a las personas para que lo bajen. 

Un conflicto que continúa 
En junio último uno de los emprendimientos más antiguos del distrito, el Country Mapuche, colocó un alambrado perimetral doble, abarcando el espacio público perteneciente a la vereda.
Según explicaron desde el emprendimiento, el perímetro fue colocado por razones de seguridad y en un marco legal.
En medio de ambos tejidos, quedó un sendero de unos tres metros de ancho, por el cual los móviles de la seguridad privada que custodian el emprendimiento recorren el perímetro e instalaron garitas para los vigilantes.
Pese a los reclamos y las quejas por los inconvenientes que se dieron entre los vigiladores privados y los vecinos por el accionar de los sensores en el cerco, a mediados del mes pasado los ediles autorizaron a Mapuche a colocar un doble alambrado con similares características, sobre la otra arteria que costea el emprendimiento y une la ruta 8 con la autopista Panamericana.

1 comentario:

Pregunto dijo...

Incumplimiento de los deberes de funcionario publico?...Enriquecimiento Ilicito?... Desapropiacion de patrimonio del pueblo con beneficio privado, sin beneficio para el pueblo? (hay contraprestacion?)... Legalidad de la tranferencia? Es permiso de uso limitado por tiempo limitado a cambio de una renta? Quien se beneficia con la expropiacion? Los funcionarios publicos tienen alguna relacion con el beneficiario? Hubo una consulta popular? Se informo al publico previamente a la autorizacion y se dio audiencia para presentar objeciones? Es para el bien "comun" y en detrimento de nadie? Pregunto, no?