miércoles, 16 de abril de 2014

Que vuelva Carlos


"Pilar es una ciudad en donde se puede hacer de todo", afirma en una reciente gacetilla municipal el funcionario encargado de "vender" al "Ente de Turismo", nuevo conejo que el intendente Humberto Zúccaro intenta sacar de su vieja galera. “Estamos generando actividades para que la gente pueda venir al partido y disfrutar todo lo que tiene Pilar para ofrecer, que es muchísimo”, prosiguió el entrevistado.

Luego, en el párrafo central de la gacetilla oficial, se destaca una pretendida "importancia que tiene el partido en relación a actividades al aire libre, su condición de ser la capital mundial del polo; contar con 20 canchas, 6 de las cuales son las mejores de la Argentina; poseer la infraestructura adecuada para la organización de eventos, siendo una de las diez ciudades argentinas que más eventos internacionales recibe; tener clínicas preparadas para ofrecer lo último en tecnología para tratamientos de salud; y asegurar un sistema educativo de excelencia que brinda cursos de grado, posgrados y especializaciones de todo tipo”.

Muchas atracciones en Pilar, ¿no? Miremos las propuestas más de cerca, y de a una:
a) “Actividades al aire libre”: un torneo de golf en Pilará, una exhibición de polo de 32 goles de hándicap en la Asociación Argentina de Polo, y la presentación del cantante David Bisbal en el estadio del Club Fénix; una propuesta más popular que otra...
b) Pilar es “una de las diez ciudades argentinas que más eventos internacionales recibe”. Ajá; los vecinos de Villa Astolfi, por caso, ni lo sospechan: están preocupados porque cada vez que llueve, se inundan, no tienen ni agua potable ni cloacas, el colectivo pasa con la frecuencia y en el estado que quiere (o que puede), etc.
c) Pilar tiene "clínicas preparadas para ofrecer lo último en tecnología para tratamientos de salud". ¿La gacetilla incluye entre las "clínicas preparadas" al Hospital Sanguinetti, ese en donde dieron por muerto al nacer a Santino? ¿Incluye al Hospital Materno Infantil Meisner, en dónde enviaban a los bebés recién nacidos a sus casas sin realizarles el obligatorio análisis FEI? Creo que no.
d) Por último, el bando municipal asegura que Pilar cuenta con "un sistema educativo de excelencia que brinda cursos de grado, posgrados y especializaciones de todo tipo": ¿se referirá a las escuelas públicas que el mes pasado dejaron sin su ración diaria de comida a sus alumnos más pobres? ¿O a las que en los días de lluvia se llueven más adentro que afuera, como la ES 22 del barrio La Pilarica? ¿O quizás se refieran a la escuela media 5 de Villa Rosa, con aulas superpobladas y rajaduras en sus paredes que dan miedo de sólo mirarlas?...

Dejemos "los detalles" de lado, y volvamos a una mirada más amplia de lo que significa para los pilarenses el Ente de Turismo, esta nueva "gotera" en el dispendioso presupuesto de gastos comunal, que este año extraerá la obscenidad de más de 1.000 millones de pesos de los bolsillos de familias y empresas de Pilar. ¿Se traducirá en bienestar para las familias más postergadas de nuestro municipio? Quizás a largo plazo, pero hoy, definitivamente hay cuestiones mucho más prioritarias. Zúccaro, que durante 10 años adhirió al kirchnerismo y pretendió venderse como "progresista", sigue hurgando en su galera por conejos que ya no abundan; quienes frecuentan el primer piso del palacio municipal, aseguran haber escuchado al intendente tarareando la canción de Los Palmeras: “Esa década de gloria que supieron conseguir la cambiaron por eterno sufrir. Otra vez, otra vez el pueblo espera que vuelva su líder. Ya lo ven, ya lo ven, no existe otro mejor que Carlos Menem. Aeeaa...yo soy menemista, aeeea dale Menem, dale Menem..."
Quizás por ése su verdadero “corazoncito”, el alcalde nos está proponiendo siempre una vuelta a los ’90 con iniciativas como las de arancelar la salud, municipalizar la policía, y ofrecer "turismo" para gente como uno. Los otros, los que no son “como uno”, los 7 de cada 10 pilarenses que no tienen agua ni cloacas, ni transporte público eficiente, ni servicios de salud pública dignos, tendrán que seguir esperando. Por suerte, el 2015 no está tan lejos.


No hay comentarios: