Ir al contenido principal

Cambiemos Pilar

Otra vez la lluvia. Si vivís en Pilar, y sos parte de alguna de las 50 mil familias que viven en calle de tierra, estarás angustiado por la lluvia, rogando que pare. Si tenés la suerte de vivir sobre asfalto, podrás estar menos preocupado, pero aun así, alguna persona cercana a vos, hoy está padeciendo el agua. Te entiendo completamente: pasé mi infancia viviendo en calle de tierra; sé que un simple día de lluvia, suele ser una tragedia que te dificulta ir a trabajar, y en época de clases, quizás te obliga a no poder mandar a tus hijos a la escuela.
Sé también que el agua no es el único problema: los cortes de luz de Edenor condenan a la mitad de los pilarenses a cambiar completamente sus hábitos de vida: si usás bombeador se te acaba el agua, y si antes podías comprar algunos alimentos para guardar en la heladera, ahora lo pensás dos veces, porque no sabés cuándo vendrá el próximo corte. Y las cosas no están como para andar tirando comida.
Pero, ¿qué tiene que ver la lluvia y los cortes de Edenor con el título de esta nota? Todo.

Inundados
Desde luego que la lluvia es un fenómeno natural. Pero lo que nuestros antepasados consideraban una bendición, un regalo del Cielo, en el presente es la antesala de evacuados, contaminación, enfermedades, y en algunos casos, muerte. ¿Escuchaste hablar del Cambio Climático? es una circunstancia que -debido a la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera- origina sequías, inundaciones, y todo tipo de fenómenos meteorológicos. Eso ocurre en todo el mundo. Pero lo que nos pasa acá, en Pilar, es que después de DOCE AÑOS de gobierno, el actual intendente está más preocupado en conservar su poder (y sus privilegios) que en trabajar para resolver los problemas de sus vecinos.
Así, con el dinero que está despilfarrando (sólo en estas elecciones) para volver a acomodarse en su sillón hasta el 2019, podría haber cumplido su eterna promesa de hacer un nuevo hospital, haber puesto al menos la misma cantidad de cámaras de seguridad que tienen instaladas los municipios de nuestro alrededor, mejorar la infraestructura educativa, construir plazas y centros de recreación, para ofrecer así espacios públicos dignos para todos, en especial para jóvenes y viejos. En suma, podría haber realizado todo eso, más toda la infraestructura necesaria para evitar, o al menos disminuir en mucho, las inundaciones.
Para tener una idea del despilfarro, hay que pensar que el gasto de uno sólo de las decenas de carteles gigantes con su cara, permitiría pagar los sueldos de un centro de atención primaria a la salud, con médicos, enfermeras y personal administrativo.

A oscuras
¿Y los cortes de luz? se originan por una red de distribución obsoleta, que no alcanza a satisfacer la demanda actual. ¿Pero entonces, por qué no se invirtió lo necesario para que las redes que distribuyen la electricidad a nuestros hogares acompañen ese aumento de la demanda? Simplemente porque el gobierno congeló las tarifas, y ahora Edenor factura cerca de 4 mil millones de pesos al año, pero pierde más de mil. Nuestros gobernantes no se animaron a pensar con seriedad un esquema de tarifas eléctricas verdaderamente equitativo, acorde a las posibilidades económicas de sus clientes. Con frecuencia terminan pagando menos quienes mayor poder adquisitivo tienen. Progresismo patas para arriba.
Igual que con el problema de las inundaciones en Pilar, y el derroche de Zúccaro, el gasto de la campaña de Scioli sobraría para terminar de una buena vez con los cortes de luz.

Cambiemos
Hoy tuve la oportunidad de conversar con Antonia, una vecina de Villa Morra, que con tristeza me decía que "no les pedimos a los políticos que te hagan rico, sino que solucionen los pequeños problemas que hay, porque todo tiene solución". Y también hablé con Silvia, de San Alejo, que con la misma desazón que Antonia, se lamentaba por la ausencia del Estado, incapaz de resolver hasta los problemas más pequeños.
Ambas me preguntaban por qué no solucionan al menos esos "pequeños problemas". Tengo la sospecha de que al actual intendente no les interesa, y en consecuencia, tampoco encuentra las soluciones que deben aplicarse. Doce largos años de mandato han transformado a Zúccaro en un mandamás alejado de los problemas de "su gente". Al médico de pueblo que en 2003 prometió "curar a Pilar", el tiempo y el poder lo transformaron en un alcalde incapaz de resolver cuestiones elementales como el tránsito, o el transporte público. Ni hablar de las inundaciones.

Antonia, Silvia, y miles de vecinos más, saben que hay algo por hacer. En sus corazones, confían en que si vamos juntos, podemos cambiar Pilar, y lograr que cada uno de sus habitantes alcance sus sueños. ¿No es acaso Pilar un distrito rico y lleno de recursos? ¿No tenemos aquí el parque industrial más grande de Sudamérica? ¿No somos acaso la Capital del Polo?

Sé que si el próximo Domingo 9 de agosto, vos y todos los pilarenses nos apoyan votando la lista de "Cambiemos", encabezada por Nicolás Ducoté, el sueño tuyo, y el de todos, estará cerca. Lo construiremos con honestidad, trabajo, y fundamentalmente, con tu participación. Haber llegado a tu casa, a tu barrio, para escucharte y conversar cara a cara, como lo vinimos  haciendo desde hace meses, no fue una acción de campaña. Fue un signo de nuestro compromiso. Ahora necesitamos de vos. Animate y cambiemos.

Entradas populares de este blog

Fotomultas

Esta mediodía el HCD aprobó la ordenanza que convalida el convenio entre la Municipalidad y la UTN, referido a las fotomultas. Desde el Encuentro Pilarense, creemos que todos los argumentos referidos a la necesidad de propender a una mayor seguridad vial, y a la disminución de la siniestralidad, son plausibles. Pero no así, la distribución de la recaudación que plantea el acuerdo. Si “el convenio es así”, como se esgrimió, pero no garantiza (o lo hace de forma dudosa) los intereses de nuestro pueblo, lo más conveniente sería modificarlo, antes de aceptarlo “a libro cerrado”. Varios ediles cuestionaron hoy la transparencia del convenio, planteando que detrás de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de fotomultas, existen intereses espúreos y conflictos de intereses. Sabemos que ninguna de estas críticas es verdadera. Pero justamente por esa íntima convicción, creemos que hubiera sido mejor que el expediente se volviera a comisión hasta agotar la discusión. Lo creemos porque…

Usurpaciones V.I.P.

El Club de Campo Carmel, tanto como otros emprendimientos, utilizan como propia una calle pública, El Ñandú. Son 7,5 metros de ancho, por unos 1.000 metros de largo: a valores de mercado cuestan unos DOS MILLONES de dólares. Si el country tuviera que pagarle a la Municipalidad una compensación por haberse apropiado de un espacio público, estaríamos hablando de unos SEIS MILLONES DE PESOS anuales, sólo en concepto de intereses. Hacer realidad viviendas, calles, plazas, lugares no discriminatorios... no requiere de grandes inversiones, sino de conciencia y determinación para llevar a la práctica políticas urbanísticas, a veces, tan sencillas, como... CEDER al Estado lo que es de todos. .

SOBRE LA VERGONZOSA APROBACION DE LA RENDICION DE CUENTAS. SESIÓN ORDINARIA DEL HCD DEL 9/6/2016

Hace unas pocas horas se realizó la quinta sesión ordinaria del HCD, y la siguiente a la del 26/05, en la que se aprobó la Rendición de Cuentas de 2015. De acuerdo al Reglamento Interno del Concejo Deliberante, y al procedimiento parlamentario, el primer punto en el orden del día es siempre la puesta en consideración y aprobación del acta de la sesión anterior. En este caso, como la sesión anterior fue la bochornosa sesión en la que Osvaldo Pugliese recurrió a sus peores actitudes como presidente del cuerpo, el expediente de la Rendición 2015 quedó (dudosamente) aprobado. Por eso pedí el uso de la palabra, para reclamar mediante una moción que hasta tanto la Justicia establezca la nulidad de la Sesión, se corrija el acta en la que maliciosamente se cambiaron algunas palabras, y se omitieron otras. Paradójicamente, mi moción NO fue puesta a consideración ni a votación por Pugliese, siendo que el Reglamento Interno, cuyo contenido conoce muy bien, lo obliga a hacerlo: “Las mociones de…