miércoles, 16 de abril de 2014

Que vuelva Carlos


"Pilar es una ciudad en donde se puede hacer de todo", afirma en una reciente gacetilla municipal el funcionario encargado de "vender" al "Ente de Turismo", nuevo conejo que el intendente Humberto Zúccaro intenta sacar de su vieja galera. “Estamos generando actividades para que la gente pueda venir al partido y disfrutar todo lo que tiene Pilar para ofrecer, que es muchísimo”, prosiguió el entrevistado.

Luego, en el párrafo central de la gacetilla oficial, se destaca una pretendida "importancia que tiene el partido en relación a actividades al aire libre, su condición de ser la capital mundial del polo; contar con 20 canchas, 6 de las cuales son las mejores de la Argentina; poseer la infraestructura adecuada para la organización de eventos, siendo una de las diez ciudades argentinas que más eventos internacionales recibe; tener clínicas preparadas para ofrecer lo último en tecnología para tratamientos de salud; y asegurar un sistema educativo de excelencia que brinda cursos de grado, posgrados y especializaciones de todo tipo”.

Muchas atracciones en Pilar, ¿no? Miremos las propuestas más de cerca, y de a una:
a) “Actividades al aire libre”: un torneo de golf en Pilará, una exhibición de polo de 32 goles de hándicap en la Asociación Argentina de Polo, y la presentación del cantante David Bisbal en el estadio del Club Fénix; una propuesta más popular que otra...
b) Pilar es “una de las diez ciudades argentinas que más eventos internacionales recibe”. Ajá; los vecinos de Villa Astolfi, por caso, ni lo sospechan: están preocupados porque cada vez que llueve, se inundan, no tienen ni agua potable ni cloacas, el colectivo pasa con la frecuencia y en el estado que quiere (o que puede), etc.
c) Pilar tiene "clínicas preparadas para ofrecer lo último en tecnología para tratamientos de salud". ¿La gacetilla incluye entre las "clínicas preparadas" al Hospital Sanguinetti, ese en donde dieron por muerto al nacer a Santino? ¿Incluye al Hospital Materno Infantil Meisner, en dónde enviaban a los bebés recién nacidos a sus casas sin realizarles el obligatorio análisis FEI? Creo que no.
d) Por último, el bando municipal asegura que Pilar cuenta con "un sistema educativo de excelencia que brinda cursos de grado, posgrados y especializaciones de todo tipo": ¿se referirá a las escuelas públicas que el mes pasado dejaron sin su ración diaria de comida a sus alumnos más pobres? ¿O a las que en los días de lluvia se llueven más adentro que afuera, como la ES 22 del barrio La Pilarica? ¿O quizás se refieran a la escuela media 5 de Villa Rosa, con aulas superpobladas y rajaduras en sus paredes que dan miedo de sólo mirarlas?...

Dejemos "los detalles" de lado, y volvamos a una mirada más amplia de lo que significa para los pilarenses el Ente de Turismo, esta nueva "gotera" en el dispendioso presupuesto de gastos comunal, que este año extraerá la obscenidad de más de 1.000 millones de pesos de los bolsillos de familias y empresas de Pilar. ¿Se traducirá en bienestar para las familias más postergadas de nuestro municipio? Quizás a largo plazo, pero hoy, definitivamente hay cuestiones mucho más prioritarias. Zúccaro, que durante 10 años adhirió al kirchnerismo y pretendió venderse como "progresista", sigue hurgando en su galera por conejos que ya no abundan; quienes frecuentan el primer piso del palacio municipal, aseguran haber escuchado al intendente tarareando la canción de Los Palmeras: “Esa década de gloria que supieron conseguir la cambiaron por eterno sufrir. Otra vez, otra vez el pueblo espera que vuelva su líder. Ya lo ven, ya lo ven, no existe otro mejor que Carlos Menem. Aeeaa...yo soy menemista, aeeea dale Menem, dale Menem..."
Quizás por ése su verdadero “corazoncito”, el alcalde nos está proponiendo siempre una vuelta a los ’90 con iniciativas como las de arancelar la salud, municipalizar la policía, y ofrecer "turismo" para gente como uno. Los otros, los que no son “como uno”, los 7 de cada 10 pilarenses que no tienen agua ni cloacas, ni transporte público eficiente, ni servicios de salud pública dignos, tendrán que seguir esperando. Por suerte, el 2015 no está tan lejos.


viernes, 4 de abril de 2014

Cuándo entenderán

En estos días se sucedieron hechos de palizas y golpes a personas que robaron y algunas que intentaron robar, todo esto en una discusión que todavía no llegó al congreso por la reforma del Código Penal.
Dichas golpizas la realizaron personas que circunstancialmente estaban presentes, pasaban por el lugar y otras que se sumaron para intentar separar o para aprovechar para pegarles.
No soy una persona preparada para dar respuesta a este fenómeno, solo soy un ciudadano que alguna vez fui apuntado y robado a punta de pistola, y por eso puedo dar fe de que uno queda traumado, que en algunos casos puede llevar más o menos tiempo sacarse ese estigma de la vida diaria, y solo estoy hablando de un robo, por suerte no debo hablar de que me lastimaron a mí o algunas personas de mi familia.
Solo puedo decir que si hoy me tocara presenciar un hecho de golpiza a un delincuente en la vía pública trataré de que no se le pegue o maltrate, claro lo estoy diciendo desde una postura de observador con suerte hasta ahora de algún hecho delictivo reciente.
Claro que la postura de quienes nos gobiernan está muy lejos de brindar una solución a este fenómeno; la propia Presidenta pidió que no generemos violencia porque eso trae más violencia. Ahora  yo me pregunto ¿cuántas personas pueden llegar a creerle a la Presidenta  si tenemos en cuenta que ella es la primera en generar violencia?, solo recordemos cuando habló por cadena nacional de lo amarrete que era el jubilado marplatense, que no dijo nada cuando se hizo una parodia de juicio público a periodistas, cuando un empresario inmobiliario criticó al gobierno, y ella en persona salió a tratarlo de evasor usando los poderes del  Estado (situación ante entes de recaudación),  o de cuando funcionarios entregaban medias en África con la leyenda “Clarín Miente”, y todos los escraches, no sé si impulsados por la Presidenta pero por lo menos no repudiados por ella.
Luego tenemos un juez de la corte (última instancia que tenemos los ciudadanos comunes de una justicia justa) tratando a un diputado de vendepatria, luego tenemos  la corporación del Congreso, en defensa del cuestionado juez Oyarbide, después tenemos un dirigente que toma una comisaría y no va preso, o cuando llevan al congreso los aplaudidores de turno, para no dejar hablar o gritar a congresistas de la oposición, en debates en los recintos.
Cómo podríamos llegar a tener ciertas reglas de convivencia cuando se desmembró a la policía, la Justicia está desbordada, los funcionarios solo están preocupados en su reelección, (lo vemos en las pintadas y pegatinas y propaganda en avión), personajes que se dieron el lujo de llevar un conflicto con los docentes a que los chicos estuvieran casi 20 días sin clases.
Todas estas acciones u omisiones generan en el ciudadano común reacciones de violencia, (justos o injustos, propios o impropios), pero que predispone a que uno tenga en mente en un hecho así, la dicotomía de considerar al ladrón o presunto ladrón un virtual enemigo, porque ya vamos predispuestos a que el Estado va a defender más al delincuente que a la víctima, o la Justicia que seguramente si no es un chacal lo soltará a las pocas horas. 
Claro que inundados por la droga, corrupción, abandono, desidia, inoperancia de todos los organismos, ¿cómo podríamos crear un ámbito de convivencia si se han perdido todos los valores, códigos, cómo le podemos pedir a un vecino que no le pegue a un ladrón cuando es espectador de la violencia que tienen los delincuentes para con las víctimas, (tenemos el último caso del chofer de colectivo en Pilar), cuando ve que hay una toma de terrenos y la Justicia mira para otro lado, cuando ve que el ladrón que le pegaron o intentaron pegarle fue a la comisaria, dio los datos y ya estaba en la calle nuevamente. 
Cómo pretenden que se termine la violencia si continuamente es fogoneada desde el propio gobierno, en vez de poner paños frio a esta situación.
Desde el Estado evidentemente no tienen la solución, tampoco les importa mucho tenerla, calculo que así aprovechan y siguen su letargo de inoperancia creyendo que no les pediremos explicaciones o que hagan algo, evidentemente este volcán entró en erupción. Como no lo supieron o no quisieron contenerlo, no sabemos hasta dónde llegará la lava.
Evidentemente seremos los ciudadanos los que tendremos que tranquilizarnos, pero no por eso dejaremos de exigirles a los que nos dirigen, que cumplan con su mandato, que despierten de esta larga somnolencia, que se dediquen a gobernar y crear políticas que cuiden a los ciudadanos que cumplimos con la ley y que se castigue al que está fuera de la ley, y no estoy hablando de mano dura ni que hay que matar un delincuente, solo digo que si un ciudadano de levanta todos los días a trabajar y que vuelve a su casa  a la noche para llevar 3, 4 o cinco mil pesos a la casa, sea protegido por el Estado y no caiga en la misma bolsa que un delincuente que por ahí roba 100 pesos y mata o lastima.

Lo bueno de todo esto que la gente está perdiendo el miedo, el no te metás, el miro para otro lado, y empezó a involucrarse. Estamos a un paso de exigir. 
Neris Javier Rodriguez

miércoles, 2 de abril de 2014

No hay más conejos

Ayer martes 1° de abril, en el discurso de apertura de sesiones ordinarias ante el Concejo Deliberante, el alcalde de Pilar mostró una vez más su xenofobia e intolerancia, al anunciar -sin ponerse colorado- que:

"Más del 35% de las personas que se atienden en Pilar no son del Distrito. Quiero saber si no ha llegado del momento de defender a los vecinos de Pilar y poner un bono para los que no son de ‪‎Pilar".

Volvió así a plantear el fin de la salud pública gratuita y universal. Es paradójico, porque si algo caracterizó al peronismo desde los años cuarenta, fue precisamente el haber ampliado y garantizado el acceso a la educación y a la salud pública. Casi setenta años  después de tan meritoria transformación en el rol del Estado, Zúccaro hiere con sus palabras lo que constituye quizás el pilar fundamental de la doctrina justicialista: la justicia social.
Habiéndole escuchado ya muchos discursos de apertura de sesiones, no me cabe duda que –luego de 10 años de gobierno- al intendente se le agotaron las iniciativas, y decidió entonces recurrir a la magia, o mejor dicho, a la demagogia. Acostumbrado a sacar conejos de la galera durante una década, el truco ya no resulta; no porque haya perdido su habilidad como ilusionista, sino simplemente porque en su galera no hay más conejos.

Engaño
Más allá de la valoración moral que se podría hacer de una política de salud pública arancelada, las palabras del alcalde inducen a engaño, al afirmar implícitamente que el dinero del presupuesto alcanzaría para financiar el sistema municipal si sólo se atendiera a habitantes de Pilar, pero que no alcanza si se atiende, como hasta ahora, a “foráneos” y además, se lo hace gratis.
Aclarémoslo: Pilar cuenta con 3 hospitales municipales; por tenerlos, y a diferencia de otros municipios cuyos hospitales son provinciales, la comuna recibe fondos de coparticipación específicos. La coparticipación es el dinero que la Provincia le envía a los municipios. ¿Cuánto dinero le corresponde a cada distrito? Eso se establece de acuerdo a la ley de coparticipación existente desde el año 1987. En dicha norma, se fija que del 100% a distribuir, un 37% se deriva a distritos que poseen hospitales municipales como Pilar, o como Malvinas Argentinas (con su Polo Sanitario). En consecuencia, si tienen hospitales públicos propios, los municipios reciben un 37% de los fondos coparticipables en concepto de salud.
Si bien el porcentaje que se recibe en concepto de salud es elevado, más lo es el que se recibe en función de la población de cada distrito. Nuevamente, Pilar sale beneficiado: con 300 mil almas, más de la mitad de ellas cuenta con obra social y/o medicina prepaga, de modo que el sistema público debe atender “gratis” a sólo 1 de cada 2 personas.
Otra cuestión que el alcalde pretende ignorar, es que la mayoría de las atenciones más costosas, de complejidad media y alta, se realizan fuera de los hospitales del sistema local; recordemos, por ejemplo, el lamentable caso de Santino Franco, el bebé que había sido dado por muerto en el Hospital Sanguinetti, y que para salvar su vida tuvo que ser trasladado al Hospital Garraham de la Ciudad de Buenos Aires, en donde permaneció internado en la unidad de cuidados intensivos.

El intendente sabe que en la irrazonable e inviable situación de pretender cobrarle a los foráneos por las atenciones de salud que recibieran en Pilar, y en consecuencia, tener que pagar por los servicios que los pilarenses recibiéramos en otras jurisdicciones, el balance sería estrepitosamente negativo para su administración; la de quien alguna vez prometió que venía “para curar a Pilar”.

jueves, 20 de marzo de 2014

Bicisendas para todos: Pilar en Movimiento

Vecinos de Villa Astolfi y Manzone y Encuentro Pilarense elaboramos un proyecto para que estas pujantes localidades cuenten con una bicisenda en las calles Las Piedras y Guido. Además, propusimos la construcción de veredas y de refugios en las paradas de colectivos.



En resumen, el proyecto plantea:

  • Intervenir en las calles Las Piedras, Casacuberta y Guido, de las localidades de Pilar y Villa Astolfi, a fin de recuperar el espacio público ocupado por particulares.


Luego de recuperar las veredas, proponemos:

  • Construir una senda para bicicletas que permita el desplazamiento de los ciclistas entre la estación de trenes de Villa Astolfi y la Av. Int. Luis Lagomarsino.
  • Construir veredas en ambas manos.
  • Construir refugios en las paradas de los colectivos.






Próximos pasos

Ahora que la iniciativa de bicisendas para Villa Astolfi fue presentada formalmente, trabajamos en lograr la mayor cantidad de adhesiones posibles. Con ese fin, el próximo sábado a las 11hs, desde la Coalición Cívica y el Encuentro Pilarense montaremos una mesa en la plaza Marcelino Champagnat de Villa Astolfi.

Asimismo, dialogamos con vecinos de otras localidades del distrito como Manuel Alberti, y Manzanares entusiasmados con lograr obras similares en sus hábitats.



Parque Industrial

Otra arteria en la que la construcción de una ciclovía representaría un cambio sustancial en la movilidad de las personas es el Parque Industrial de Pilar: ubicado en la localidad de Fátima, posee uno de sus accesos, el de la calle El Petrel (Granadero Gelves), que con poco más de 4 kilómetros de longitud, permitiría ser recorrido por los trabajadores del polo fabril en apenas 10 minutos; una vez arribados al Parque, los ciclistas tendrían la posibilidad de llegar hasta sus respectivas empresas en forma rápida y segura, puesto que en el enclave industrial hay construidas más de 30 kilómetros de sendas habilitadas tanto para uso pedestre como en bicicleta.



Acerca de Pilar en movimiento

Es una iniciativa de la Agrupación Encuentro Pilarense. En Facebook se encuentra el grupo “Pilar en Movimiento”, que cuenta con más de un centenar de vecinos que participan activamente en ella. Además del proyecto de bicisendas, el grupo debate sobre muchas otras propuestas, como la que -con el propósito de ordenar el tránsito en Derqui- presentó hace unos días el joven Matías Peralta.

El grupo es abierto a todos, y a modo de bienvenida, se puede leer:
“Pilar En Movimiento es el lugar desde el que proyectaremos el Plan Estratégico de Movilidad Sustentable de Pilar. Estudiaremos y propondremos formas más reflexivas de pensar el sistema de transporte que necesitamos hoy, y para los próximos 50 años. Vos sos una parte fundamental en este trabajo, y en esencia, sos la razón por la que lo proponemos”.



La importancia de contar con bicisendas


Es interesante ver que la población de Pilar es mayoritariamente joven. Ese dato sirve para determinar políticas de salud y deportes, entre otras. Pero además, nos permite reconocer la importancia que tendría el contar con un plan estratégico de transporte público que incluya el fomento al uso de la bicicleta: es un medio de transporte económico, no contaminante, seguro, y muy saludable. Así, un paso esencial de parte del gobierno municipal es la construcción de bicisendas (carriles de circulación exclusivos para bicicletas). Hace unos años, esta necesidad pareció plasmarse en la repavimentación de la Calle Champagnat, puesto que en la etapa de los anuncios, se incluía una senda para bicicletas y bancos; hasta ahora la promesa continua incumplida. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, que desde hace algunos años ha puesto énfasis en la construcción de carriles para ciclistas, posee sólo un 67 % de su población con menos de 50 años. Ese segmento etario es en Pilar mucho más numeroso, alcanzando a más del 83%. Además, la geografía del distrito es mayoritariamente plana, y no hay épocas del año con temperaturas extremas. Todo a favor de transformar a nuestro municipio en un "Pilar Verde", no sólo por sus características naturales, sino por políticas públicas que acompañen ese perfil de sustentabilidad mediambiental y vida sana.