Ir al contenido principal

Los dos Congresos

(EL DIARIO REGIONAL) Demasiado grande es la Argentina para ocuparse de las cosas pequeñas. Juan Domingo Perón

A 188 años del lejano 9 de julio en el que nació nuestra Patria, los argentinos estamos en vísperas de un nuevo Congreso: el XVI Congreso Latinoamericano de Parlamentos Municipales. La comparación entre aquél patriótico Congreso de Tucumán y éste que estamos a punto de presenciar tiene algunas simetrías: por caso, aquéllos días de julio de 1816 habrán sido tan fríos como éstos.
Claro que las coincidencias son una cara de la moneda; la otra, naturalmente, son las diferencias. Los diputados de Tucumán fueron protagonistas de un Congreso cuya dimensión les habrá costado imaginar, pero que sin embargo, organizaron dejando toda mezquindad humana de lado, abocándose a pensar en la utopía de la independencia nacional.
En la organización del Congreso de nuestros días, en cambio, no afloran los mismos valores. Ni siquiera se conoce cómo se van a financiar los gastos que demande su realización, o qué se va a hacer con el dinero que eventualmente sobre.
Lo que sí se sabe es que desde hace meses nuestros ediles trabajan a tiempo completo en la organización del evento; tanto trabajan que a pesar de haber diseñado un sitio web con información, se les pasaron por alto algunos "detalles", como el no cumplir con el Reglamento de Contabilidad, que junto con la Ley Orgánica de las Municipalidades estipula que —según el monto involucrado— al contratar servicios o adquirir bienes se debe acudir a licitaciones y concursos de precios.
No parece razonable que dos ediles, Carlos Olivera y Roberto Fernández, que dijeron estar reservando lugares aquí y allá para agasajar a los huéspedes, ni siquiera puedan informar sobre algo tan elemental como el presupuesto de ingresos y gastos del Congreso. Consultados por mí sobre ese punto, el Concejal Olivera dijo no tener el presupuesto "armado", pero igualmente me pidió que apoyara el encuentro "porque va a ser bueno para la gente, porque la plata va a quedar acá" (¿"acá" dónde, me pregunto?).
¿Qué pensará aquél vecino de Del Viso o Manuel Alberti al ver que algunos de "sus" ediles organizan con entusiasmo adolescente un Congreso de dudosos beneficios, pero se rehúsan a aprobar ordenanzas fundamentales como el libre acceso a la información pública?; ¿o que en el año 2000 impulsan y aprueban la firma de un contrato con una unión transitoria de empresas, para después de cuatro años votar por su rescisión a cambio de una indemnización millonaria (que pagamos, claro está, entre todos)?.
El divorcio entre el Honorable Concejo Deliberante y la sociedad es reflejado a diario por decenas de vecinos que por distintos medios expresan su malestar. Recuperar la confianza en las instituciones de la democracia es una tarea prioritaria. Pero si el retaceo de información en los actos de gobierno es censurable, el incumplimiento de disposiciones legales es un delito.
Me pregunto porqué costará tanto que nuestros Concejales, que en teoría son los legítimos representantes de nuestra voluntad, dejen de hacer aquello para lo que no fueron elegidos, y comiencen a trabajar en aquello para los que sí fueron electos.
Quizás las diáfanas palabras del General Perón, desde la historia, puedan ayudarnos a encontrar la respuesta: "Demasiado grande es la Argentina para ocuparse de las cosas pequeñas. Si uno se ocupa de ellas, acaba por no ocuparse de las grandes. En nuestro país la gente está enferma de pequeñas cosas. Por eso no se hacen las grandes".

Entradas populares de este blog

Fotomultas

Esta mediodía el HCD aprobó la ordenanza que convalida el convenio entre la Municipalidad y la UTN, referido a las fotomultas. Desde el Encuentro Pilarense, creemos que todos los argumentos referidos a la necesidad de propender a una mayor seguridad vial, y a la disminución de la siniestralidad, son plausibles. Pero no así, la distribución de la recaudación que plantea el acuerdo. Si “el convenio es así”, como se esgrimió, pero no garantiza (o lo hace de forma dudosa) los intereses de nuestro pueblo, lo más conveniente sería modificarlo, antes de aceptarlo “a libro cerrado”. Varios ediles cuestionaron hoy la transparencia del convenio, planteando que detrás de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de fotomultas, existen intereses espúreos y conflictos de intereses. Sabemos que ninguna de estas críticas es verdadera. Pero justamente por esa íntima convicción, creemos que hubiera sido mejor que el expediente se volviera a comisión hasta agotar la discusión. Lo creemos porque…

Usurpaciones V.I.P.

El Club de Campo Carmel, tanto como otros emprendimientos, utilizan como propia una calle pública, El Ñandú. Son 7,5 metros de ancho, por unos 1.000 metros de largo: a valores de mercado cuestan unos DOS MILLONES de dólares. Si el country tuviera que pagarle a la Municipalidad una compensación por haberse apropiado de un espacio público, estaríamos hablando de unos SEIS MILLONES DE PESOS anuales, sólo en concepto de intereses. Hacer realidad viviendas, calles, plazas, lugares no discriminatorios... no requiere de grandes inversiones, sino de conciencia y determinación para llevar a la práctica políticas urbanísticas, a veces, tan sencillas, como... CEDER al Estado lo que es de todos. .

SOBRE LA VERGONZOSA APROBACION DE LA RENDICION DE CUENTAS. SESIÓN ORDINARIA DEL HCD DEL 9/6/2016

Hace unas pocas horas se realizó la quinta sesión ordinaria del HCD, y la siguiente a la del 26/05, en la que se aprobó la Rendición de Cuentas de 2015. De acuerdo al Reglamento Interno del Concejo Deliberante, y al procedimiento parlamentario, el primer punto en el orden del día es siempre la puesta en consideración y aprobación del acta de la sesión anterior. En este caso, como la sesión anterior fue la bochornosa sesión en la que Osvaldo Pugliese recurrió a sus peores actitudes como presidente del cuerpo, el expediente de la Rendición 2015 quedó (dudosamente) aprobado. Por eso pedí el uso de la palabra, para reclamar mediante una moción que hasta tanto la Justicia establezca la nulidad de la Sesión, se corrija el acta en la que maliciosamente se cambiaron algunas palabras, y se omitieron otras. Paradójicamente, mi moción NO fue puesta a consideración ni a votación por Pugliese, siendo que el Reglamento Interno, cuyo contenido conoce muy bien, lo obliga a hacerlo: “Las mociones de…