domingo, 23 de octubre de 2005

A quien voy a votar

(EL DIARIO REGIONAL, 23/10/2005) Con su voto, hoy usted tiene la posibilidad de decidir quiénes reemplazarán a los 10 ediles que en diciembre dejarán sus bancas en el Concejo Deliberante. De la veintena de boletas de candidatos a concejales que encontrará en el cuarto oscuro, su propia voluntad determinará finalmente los nombres de los reemplazantes.

Pero, ¿cómo elegir una boleta entre tantas, si hasta los nombres de los candidatos pueden resultarnos absolutamente desconocidos? ¿si en el mejor de los casos, quizás los vimos en algún pasacalle, o en algún fugaz aviso televisivo?
Bueno, me pasa lo mismo que a usted, así que preste atención: le voy a comentar algunas ideas que son las que aplicaré para decidir mi voto.

Acompañar
Con lo poco o mucho que les escuché decir a los candidatos durante la campaña, haré el primer tamizado: descartaré a quienes hablaron de "acompañar" el proyecto de tal o cual político, sin mencionar ninguna propuesta; los concejales no deben ser figuras decorativas, sino protagonistas de los cambios que los habitantes de Pilar necesitamos; porque para "acompañar", sería mejor que no lleguen a un lugar en el que por definición deberán "deliberar", es decir, ahondar en los pros y contras de cada decisión.

Por votar a quienes hablaban de "acompañar", tenemos concejales que aprobaron la venta de calles públicas a valores vergonzosos; que "solucionaron" el problema de los boliches y bailantas en el centro de Pilar sancionando una Ordenanza que le trasladó el problema a los vecinos de la Ruta 8; que "arreglaron" el problema del transporte colectivo autorizando a aumentar el boleto a las mismas empresas de siempre; que cajonearon un proyecto de ordenanza de acceso a la información pública, fundamental para prevenir hechos de corrupción; que autorizaron el incomprensible aumento de tarifas de Sudamericana de Aguas, quizás a cambio de que la concesionaria vuelva a aportar dinero para el próximo Congreso de Parlamentos Municipales (aclaración: nunca se hizo la rendición de cuentas del que en 2004 organizaron dos concejales que hoy integran una de las listas).

Propuestas partidarias
De los pocos candidatos que vayan quedando, dividiré entre quiénes encarnan propuestas partidarias consistentes, y quienes en cambio representan sólo sus propias propuestas personales. Me quedaré con los del primer grupo, porque los candidatos que pertenecen a un partido político o a una agrupación vecinal —siempre que posean mecanismos de "democracia interna"— garantizan cierta previsibilidad en sus posturas, porque ellas reflejarán las posiciones de sus partidos. En cambio, votar por quienes integran una lista con propuestas "difusas", conlleva un riesgo mayor: salvo que usted conozca personalmente al candidato, nunca sabrá de antemano si una vez en el concejo, el señor o señora concejal defenderá tales o cuales valores ideológicos, o si sólo luchó por llegar a ese lugar para defender su fuente laboral.

Mencioné lo de "propuestas partidarias consistentes" para marcar una diferencia con aquellas propuestas "gelatinosas", que varían según el humor de la opinión pública. No me convencen aquellos que ahora que son candidatos hablan de participación porque queda bien, pero que hicieron y harán lo imposible para que el Concejo siga siendo una institución de puertas cerradas. Los verdaderos dirigentes son los que mejor encarnan cierta voluntad colectiva, y no los que "actúan" sus posiciones según les convenga.

Festejo
Si usted, estimado lector, siguió mi razonamiento, y vota en consecuencia, es posible que esta noche, cuando se realice el escrutinio, podamos festejar el nacimiento de un Concejo Deliberante renovado, que mejore con sus propuestas el "Pilar para todos", y que ejerza eficazmente su función de contralor. Un Concejo del que cualquier ciudadano quiera ser parte, y no uno que avergüenza porque se lo relaciona con la corrupción y la falta de ideas.

No hay comentarios: