martes, 28 de marzo de 2006

Un Pilar para pocos

(EL DIARIO REGIONAL, 28/03/2006) Cuanto más dinero gasta el intendente Zúccaro en posicionar su nombre junto a la frase publicitaria "Por un Pilar para todos", más se empeña la realidad en demostrar que su gestión logra precisamente lo opuesto: que nuestro distrito se sigua transformando en uno para pocos.
Prueba de ello es la situación de tres de los servicios que determinan el índice de necesidades básicas insatisfechas, indicador de la pobreza estructural de una sociedad: agua de red, transporte público y recolección de residuos.


Agua
Es enorme la incidencia que tiene la falta de servicios básicos sobre la desnutrición, sobre otras enfermedades infantiles, y finalmente sobre la mortalidad. Según el Censo Nacional 2001, el 76% de los casi sesenta mil hogares de Pilar carece de provisión de agua corriente. Los hogares con necesidades básicas insatisfechas (NBI) son el 20,8% del total. Dentro de sus viviendas, no tienen agua de red, ni de perforación o de pozo unos 80 mil pilarenses.

Pero en lugar de preocuparse por solucionar el problema del agua de esos miles de vecinos, el año pasado —antes de las elecciones— Zúccaro dijo que pretendía "solucionarle el problema a las 15 empresas que están radicadas en Pilar desde hace quince años"; se estaba refiriendo al famoso "precinto industrial", un eufemismo gubernamental para hacerle creer a los vecinos de una industria que la contaminación que genera una empresa no los va a afectar, porque aunque esté pegada a sus casas, está limitada por un invisible cerco que la contaminación no traspasará.

Transporte
Casi un tercio de nuestra población no cuenta con medios de transporte público
, que desde hace ya 2 años está en permanente e inútil revisión por parte del gobierno; y los dos tercios restantes, que sí cuentan —al menos en teoría— con servicios de transporte público a menos de 3 cuadras de sus hogares, deben soportar a menudo la falta de respeto de las empresas y la subestimación de los funcionarios y de algunos concejales. "Me enteré del incumplimiento de esta empresa por El Diario" afirmó por entonces el edil Roberto Fernández, refiriéndose al servicio de la firma Ruta Bus, que ostenta el increíble record de llevar a sus pasajeros desde el centro de Pilar al barrio La Lomita (poco más de 10 cuadras) en... ¡dos horas!. Fernández es quien preside —desde hace años— nada menos que la comisión de transporte del deliberativo local. Pese a todo, los vecinos del partido le agradecen que no presida la comisión de salud.

Basura
Hay en nuestro distrito más de 30 mil personas a las que el servicio de recolección de residuos no les llega, ni siquiera una vez por semana. Sin embargo, el generoso presupuesto municipal de este año destina nada menos que 14 millones de pesos a ese rubro, que representa unos 350 pesos por cada tonelada de basura que se recoge en las calles y se dispone en el CEAMSE. En el municipio de Morón, por caso, la recolección de basura domiciliaria se lleva apenas 150 pesos por tonelada, menos de la mitad del dinero de los contribuyentes pilarenses. Sospecho que si en Pilar los contratos de concesión de los servicios públicos se hicieran utilizando el saludable mecanismo de las audiencias públicas, los valores que pagaríamos serían mucho más bajos.

Transformar a Pilar en un distrito con inclusión social, desarrollado y con equidad, no es tarea fácil. Cualquier puntero político puede hacer pintar de blanco los cordones de las calles, pero para comenzar a resolver los verdaderos problemas de nuestro distrito, hace falta una capacidad que hasta ahora, a poco más de 600 días de finalizar su mandato, nuestro jefe comunal no ha demostrado.

1 comentario:

alejandrouriburu dijo...

"el huevo de la serpiente",
Gabriel, En tu nota veo que se deriva el problema de la salud a nivel del municipio del foco que debería tener. No inside en el costo las personas que se atienden y pertenecen a otros municipios - tampoco en la calidad que este sistema tiene para los pilarenses. EL tema es que la salud pùblica a nivel municipal, en este caso Pilar, y a nivel de la provincia de Bs As es deficiente, caro y está colapsado. Puede cambiar a través del trabajo inteligente y de largo plazo. Por supuesto, en una verdadera democracia. Suerte.
Alejandro R Uriburu.