Ir al contenido principal

"Roban, pero hacen"

Nuestro país tiene el triste privilegio de encabezar muchos de los rankings relacionados con accidentes viales. Los factores que los producen se clasifican en fallas humanas, y en problemas en la infraestructura vial.  No es el propósito de estas líneas detallar la cantidad y gravedad de fallas o imprudencias humanas que se encuentran presentes  en la mayoría de los accidentes de tránsito: velocidad inadecuada, invasión del carril contrario, maniobras abruptas, etc. Sí me interesa detenerme en los problemas de infraestructura vial.
En particular, este análisis se refiere al cruce de la ex Ruta 8 y la Ruta Provincial 26, en Del Viso. Allí existió —durante décadas— una rotonda que ordenaba los flujos vehiculares  mediante una calzada circular en la que los automóviles ingresaban tangencialmente para tomar su camino (imagen de la izquierda de la foto satelital, año 2006). Sin embargo, hace algunos años, se repavimentó la Ruta 26, y junto con esa obra, se realizaron modificaciones en la intersección: lo que era una rotonda, se transformó en un cruce, y lo que antes era un riesgo grande para el tránsito, se transformó en un riesgo aún mayor (imagen de la derecha de la foto satelital, año 2011).
Los bomberos de Del Viso saben de qué hablo: para ellos es casi una rutina asistir a ese cruce, al auxilio de víctimas de algún accidente. Como el que ayer se cobró la vida de Hernán, un joven de apenas 21 años, cuando fue embestido por un colectivo. Los choques que se pueden producir entre vehículos que ingresan o circulan por una rotonda suelen ser menores, porque los autos se embisten de manera colineal, o tangencial; en cambio, si los vehículos se encuentran circulando por vías perpendiculares, como sucede ahora, la tragedia es casi inevitable.
“Roban, pero hacen”, reza un viejo adagio forjado en la sabiduría popular argentina. No creo que la repavimentación de la ruta delvisense sea ejemplo de esa afirmación tan nefasta, pero sí creo que quien “hace” con recursos públicos, desde su función de gobierno, tiene la obligación de hacerlo bien. Y si por cualquier circunstancia algo no está bien, debe ser subsanado. La intersección de la ex Ruta 8 y la Ruta 26 está mal hecha: Hernán Martín Lualdi, 21 años, domiciliado en Tortuguitas, lo demostró con su vida.

Entradas populares de este blog

Fotomultas

Esta mediodía el HCD aprobó la ordenanza que convalida el convenio entre la Municipalidad y la UTN, referido a las fotomultas. Desde el Encuentro Pilarense, creemos que todos los argumentos referidos a la necesidad de propender a una mayor seguridad vial, y a la disminución de la siniestralidad, son plausibles. Pero no así, la distribución de la recaudación que plantea el acuerdo. Si “el convenio es así”, como se esgrimió, pero no garantiza (o lo hace de forma dudosa) los intereses de nuestro pueblo, lo más conveniente sería modificarlo, antes de aceptarlo “a libro cerrado”. Varios ediles cuestionaron hoy la transparencia del convenio, planteando que detrás de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de fotomultas, existen intereses espúreos y conflictos de intereses. Sabemos que ninguna de estas críticas es verdadera. Pero justamente por esa íntima convicción, creemos que hubiera sido mejor que el expediente se volviera a comisión hasta agotar la discusión. Lo creemos porque…

Usurpaciones V.I.P.

El Club de Campo Carmel, tanto como otros emprendimientos, utilizan como propia una calle pública, El Ñandú. Son 7,5 metros de ancho, por unos 1.000 metros de largo: a valores de mercado cuestan unos DOS MILLONES de dólares. Si el country tuviera que pagarle a la Municipalidad una compensación por haberse apropiado de un espacio público, estaríamos hablando de unos SEIS MILLONES DE PESOS anuales, sólo en concepto de intereses. Hacer realidad viviendas, calles, plazas, lugares no discriminatorios... no requiere de grandes inversiones, sino de conciencia y determinación para llevar a la práctica políticas urbanísticas, a veces, tan sencillas, como... CEDER al Estado lo que es de todos. .

SOBRE LA VERGONZOSA APROBACION DE LA RENDICION DE CUENTAS. SESIÓN ORDINARIA DEL HCD DEL 9/6/2016

Hace unas pocas horas se realizó la quinta sesión ordinaria del HCD, y la siguiente a la del 26/05, en la que se aprobó la Rendición de Cuentas de 2015. De acuerdo al Reglamento Interno del Concejo Deliberante, y al procedimiento parlamentario, el primer punto en el orden del día es siempre la puesta en consideración y aprobación del acta de la sesión anterior. En este caso, como la sesión anterior fue la bochornosa sesión en la que Osvaldo Pugliese recurrió a sus peores actitudes como presidente del cuerpo, el expediente de la Rendición 2015 quedó (dudosamente) aprobado. Por eso pedí el uso de la palabra, para reclamar mediante una moción que hasta tanto la Justicia establezca la nulidad de la Sesión, se corrija el acta en la que maliciosamente se cambiaron algunas palabras, y se omitieron otras. Paradójicamente, mi moción NO fue puesta a consideración ni a votación por Pugliese, siendo que el Reglamento Interno, cuyo contenido conoce muy bien, lo obliga a hacerlo: “Las mociones de…